Archivos mensuales: diciembre 2012

La mala educación, o “¡es que son niños!”

Ayer fui al cine, a ver el Hobbit. Al margen de los comentarios de la película, me cabreo mucho cuando voy al cine y me meto en una sala llena de críos maleducados que no hacen más que preguntarle a sus padres, en voz alta, cada cosa de la película.

  • ¿Eso es el Dragón? A ver, nene, un bicho con pinta de lagartija grande, que vuela y echa fuego, y que no es un meteorito ¿qué va a ser?
  • ¿Ese es malo? Un tipo grimoso que se come al protagonista si falla las adivinanzas, ¿te parece bueno? Esto es preocupante: ¡los niños de hoy no saben distinguir entre el bien y el mal!
  • ¿Eso son orcos? Cállate y mira la puñetera película y ya te enterarás.

Así durante dos horas y cincuenta minutos, aproximadamente.

En general me pone de muy mal humor que alguien, ya sea niño o adulto, se ponga a hacer comentarios mientras veo una película que no he visto todavía, y sobre todo cuando hacen comentarios para intentar anticiparse al argumento, haciéndose preguntas como “pero entonces, no entiendo: ¿es que… ?” Si estamos viendo la película y tú no lo sabes, ¿qué puñetas te hace creer que yo voy a saberlo? Pero que lo hagan niños gritando en una sala de cine, con el precio actual de las entradas, y encima con la mirada condescendiente de sus malditos padres al lado, me pone del hígado. ¿Es que no sabemos educar a los niños? En el cine y en el teatro se está uno calladito, o no se está.

Si tus hijos son unos maleducados, quédatelos tú toditos ellos, y déjanos a los demás  tranquilos. “Es que son niños”. No señora, es que usted es una maleducada y una irresponsable, y si no es capaz de mantener a su hijo callado en un sitio donde hay que guardar silencio, no me creo que sea capaz de enseñarle la diferencia entre el bien y el mal: y la prueba es que le pregunten si el Rey Orco es malo, o si Gollum es bueno.

Es de psiquiatra.

¡A cavar zanjas!

P.D.: Feliz 2013.