Menú

Gabriel Viso

Un blog y un podcast, por Gabriel Viso

Correo electrónico y privacidad: el campo CCO / BCC

Parece mentira a estas alturas de la película estar hablando de esto, pero es necesario. Hablar de privacidad hoy en día está muy de moda, y mucha gente que conozco se echa las manos a la cabeza cuando hablan de Facebook y de Google, pero lo cierto es que la privacidad va mucho más allá y empieza por que cada uno respete la privacidad de los demás al enviar un correo electrónico. No se puede criticar a los demás por jugar con la privacidad de las personas si nosotros, sea por accidente o no, no la respetamos. Y hablo de privacidad tanto en el sentido de proteger la información personal como en el de respetar la propiedad privada, como puede ser la bandeja de entrada del correo electrónico (*). Voy con la lista de consejos y me dejo de palabrerías, creo que la entrada quedará más clara.

El campo CCO / BCC (copia en papel carbón oculta / blind carbon copy) tiene dos funciones valiosas, que son:

  1. Ocultar uno o más destinatarios.
  2. Impedir que las respuestas a todos lleguen a más personas que las que están en copia (“CC”) y en el campo “Para”.

Además, como consecuencia de las anteriores, su pones varios destinatarios en CCO / BCC no se verán unos a otros, es decir, cuando reciban un correo no verán quién más está en el campo CCO / BCC. Gracias a esto no podrán ponerse en contacto entre ellos por culpa tuya o de tu correo.

Si quieres que un correo llegue a un destinatario sin que los demás se enteren, mejor reenvía (RV / FW). Si usas el campo CCO / BCC avisa antes. Supongamos que estás siendo víctima de un abuso de poder de algún tipo y quieres escalar la situación a un responsable. Si decides reenviar el correo a dicha persona, no hay problema y es la mejor opción. Si decides usar el campo CCO / BCC, asegúrate de que la persona a la que vas a copiar de forma oculta lo sabe de antemano para que no responda al correo, llámale por teléfono si es necesario. Especialmente, porque si es una persona ocupada o que consulta el correo con un móvil, el hecho de que esté en copia oculta (“CCO” / “BCC”) puede pasar desapercibido y contestar a todos, exponiendo totalmente el hecho de que has enviado un correo con alguien en CCO. Mejor reenvía.

Si vas a enviar un correo masivo a toda tu libreta de direcciones usa el campo CCO / BCC. Bueno, mejor dicho, lo primero piénsatelo dos veces. Hoy en día el correo electrónico no es algo demasiado vigente para hacer comunicaciones masivas, para eso hay otras cosas ya, llamadas redes sociales. Enviar un chiste a toda tu libreta de direcciones es una estupidez hoy por hoy, y tienes todas las papeletas para que te consideren un spammer (persona que emite correo basura). Enviar tus opiniones políticas por correo a tus contactos en lugar de abrir un blog o colgarlas en el muro de Facebook también está mal porque es disruptivo: irrumpes en su bandeja de entrada con algo que la gente no desea recibir ni leer cuando abre su correo electrónico. Pero si estás en una situación en la tienes que enviar algo valioso, o en la que no puedes usar las redes porque no llegarías a todos los contactos a los que querrías llegar, usa siempre el campo CCO para proteger la privacidad de tus contactosNadie tiene por qué conocer las direcciones de correo electrónico que tienes en la agenda, y tampoco tienen por qué saber a quién más has avisado. Habrá gente de tu agenda que no conozca a tu padre y que no tenga por qué saber su dirección de correo electrónico, y viceversa.

Si vas a enviar un correo a muchos destinatarios, usa el campo CCO / BCC. Si necesitas lanzar una consulta a un grupo grande de gente expertos en cierta materia, y quieres que sólo tú y tu equipo (3 ó 4 personas) recibáis las respuestas para no generar cantidades inmensas de correo no deseado, mete al grupo o a los grupos grandes en el campo CCO. Así, si alguien de esos grupos responde a todos, sólo las personas en CC y en el para lo recibirán. Ejemplo:

De: gabriel@ejemplo.org
Para: gabriel@ejemplo.org
CC: pepe@ejemplo.org; bea@ejemplo.org; patricia@ejemplo.org
CCO: Analistas.Negocio@ejemplo.org; Arquitectos@ejemplo.org; recursos_humanos@ejemplo.org
ASUNTO: Ayuda con la solución XXXX YYYY ZZZZ

<cuerpo del mensaje>

Supongamos que Analistas.Negocio, Arquitectos y recursos_humanos son listas de correos con 100 personas cada uno. Si Gabriel hubiera colocado esas 3 listas de distribución en el campo “Para” o en el “CC”, tendríamos un problema si uno de los integrantes de dicha lista cometiese el error de “responder a todos”. En ese caso, 304 personas recibirán la respuesta y puede estar generando correo no deseado para cientos de personas.

Estando en el CCO, nadie más que Gabriel, Pepe, Bea y Patricia recibirán la respuesta cuando alguien presione “Responder a todos”. Ese es el resultado deseable: cuando una persona en CCO responde a todos, nadie del CCO recibe su respuesta.

Como en cualquier herramienta, es necesario tener en cuenta al receptor de los mensajes y hay que tener en cuenta que a menudo una práctica inocente atenta contra la privacidad de las personas, o contra la calidad de su trabajo. No se puede publicar una dirección de correo de un contacto bajo ningún concepto, y tampoco inundar la bandeja de entrada de alguien con ruido. Todos hemos cometido este tipo de fallos en algún momento, y hay que revisar la forma que tenemos de hacer las cosas y mejorar para no generar odios (inglés).

(*) En este sentido, el correo no deseado atenta contra la privacidad en varios sentidos: porque si no conoces al emisor, es que ha obtenido tu dirección de correo de una forma irregular; porque se está usando tu dirección de correo de una forma que a ti no te gusta (para enviarte basura) y porque ensucia la bandeja de entrada, que es privada.

Comentarios

Deja un comentario