Correo electrónico y privacidad: el campo CCO / BCC

Parece mentira a estas alturas de la película estar hablando de esto, pero es necesario. Hablar de privacidad hoy en día está muy de moda, y mucha gente que conozco se echa las manos a la cabeza cuando hablan de Facebook y de Google, pero lo cierto es que la privacidad va mucho más allá y empieza por que cada uno respete la privacidad de los demás al enviar un correo electrónico. No se puede criticar a los demás por jugar con la privacidad de las personas si nosotros, sea por accidente o no, no la respetamos. Y hablo de privacidad tanto en el sentido de proteger la información personal como en el de respetar la propiedad privada, como puede ser la bandeja de entrada del correo electrónico (*). Voy con la lista de consejos y me dejo de palabrerías, creo que la entrada quedará más clara.

El campo CCO / BCC (copia en papel carbón oculta / blind carbon copy) tiene dos funciones valiosas, que son:

  1. Ocultar uno o más destinatarios.
  2. Impedir que las respuestas a todos lleguen a más personas que las que están en copia (“CC”) y en el campo “Para”.

Además, como consecuencia de las anteriores, su pones varios destinatarios en CCO / BCC no se verán unos a otros, es decir, cuando reciban un correo no verán quién más está en el campo CCO / BCC. Gracias a esto no podrán ponerse en contacto entre ellos por culpa tuya o de tu correo.

Si quieres que un correo llegue a un destinatario sin que los demás se enteren, mejor reenvía (RV / FW). Si usas el campo CCO / BCC avisa antes. Supongamos que estás siendo víctima de un abuso de poder de algún tipo y quieres escalar la situación a un responsable. Si decides reenviar el correo a dicha persona, no hay problema y es la mejor opción. Si decides usar el campo CCO / BCC, asegúrate de que la persona a la que vas a copiar de forma oculta lo sabe de antemano para que no responda al correo, llámale por teléfono si es necesario. Especialmente, porque si es una persona ocupada o que consulta el correo con un móvil, el hecho de que esté en copia oculta (“CCO” / “BCC”) puede pasar desapercibido y contestar a todos, exponiendo totalmente el hecho de que has enviado un correo con alguien en CCO. Mejor reenvía.

Si vas a enviar un correo masivo a toda tu libreta de direcciones usa el campo CCO / BCC. Bueno, mejor dicho, lo primero piénsatelo dos veces. Hoy en día el correo electrónico no es algo demasiado vigente para hacer comunicaciones masivas, para eso hay otras cosas ya, llamadas redes sociales. Enviar un chiste a toda tu libreta de direcciones es una estupidez hoy por hoy, y tienes todas las papeletas para que te consideren un spammer (persona que emite correo basura). Enviar tus opiniones políticas por correo a tus contactos en lugar de abrir un blog o colgarlas en el muro de Facebook también está mal porque es disruptivo: irrumpes en su bandeja de entrada con algo que la gente no desea recibir ni leer cuando abre su correo electrónico. Pero si estás en una situación en la tienes que enviar algo valioso, o en la que no puedes usar las redes porque no llegarías a todos los contactos a los que querrías llegar, usa siempre el campo CCO para proteger la privacidad de tus contactosNadie tiene por qué conocer las direcciones de correo electrónico que tienes en la agenda, y tampoco tienen por qué saber a quién más has avisado. Habrá gente de tu agenda que no conozca a tu padre y que no tenga por qué saber su dirección de correo electrónico, y viceversa.

Si vas a enviar un correo a muchos destinatarios, usa el campo CCO / BCC. Si necesitas lanzar una consulta a un grupo grande de gente expertos en cierta materia, y quieres que sólo tú y tu equipo (3 ó 4 personas) recibáis las respuestas para no generar cantidades inmensas de correo no deseado, mete al grupo o a los grupos grandes en el campo CCO. Así, si alguien de esos grupos responde a todos, sólo las personas en CC y en el para lo recibirán. Ejemplo:

De: gabriel@ejemplo.org
Para: gabriel@ejemplo.org
CC: pepe@ejemplo.org; bea@ejemplo.org; patricia@ejemplo.org
CCO: Analistas.Negocio@ejemplo.org; Arquitectos@ejemplo.org; recursos_humanos@ejemplo.org
ASUNTO: Ayuda con la solución XXXX YYYY ZZZZ

<cuerpo del mensaje>

Supongamos que Analistas.Negocio, Arquitectos y recursos_humanos son listas de correos con 100 personas cada uno. Si Gabriel hubiera colocado esas 3 listas de distribución en el campo “Para” o en el “CC”, tendríamos un problema si uno de los integrantes de dicha lista cometiese el error de “responder a todos”. En ese caso, 304 personas recibirán la respuesta y puede estar generando correo no deseado para cientos de personas.

Estando en el CCO, nadie más que Gabriel, Pepe, Bea y Patricia recibirán la respuesta cuando alguien presione “Responder a todos”. Ese es el resultado deseable: cuando una persona en CCO responde a todos, nadie del CCO recibe su respuesta.

Como en cualquier herramienta, es necesario tener en cuenta al receptor de los mensajes y hay que tener en cuenta que a menudo una práctica inocente atenta contra la privacidad de las personas, o contra la calidad de su trabajo. No se puede publicar una dirección de correo de un contacto bajo ningún concepto, y tampoco inundar la bandeja de entrada de alguien con ruido. Todos hemos cometido este tipo de fallos en algún momento, y hay que revisar la forma que tenemos de hacer las cosas y mejorar para no generar odios (inglés).

(*) En este sentido, el correo no deseado atenta contra la privacidad en varios sentidos: porque si no conoces al emisor, es que ha obtenido tu dirección de correo de una forma irregular; porque se está usando tu dirección de correo de una forma que a ti no te gusta (para enviarte basura) y porque ensucia la bandeja de entrada, que es privada.

Comprobar el estado de la batería con el menú de pruebas de Android

Muchas veces, cuando tenemos un teléfono con cierto tiempo, nos encontramos que nuestra batería dura menos pero no sabemos realmente por qué, ya que desde que tenemos el dispositivo nuestro patrón de uso ha evolucionado. Un ejemplo podría ser que ahora usemos 5 redes sociales en el móvil cuando antes sólo usábamos twitter, o que de usar WhatsApp como herramienta de mensajería ahora tengamos esa más Hangouts, más Facebook Messenger y alguna otra más de rebote, como Skype. Cuando esto ocurre, es difícil saber si la salud de la batería está mal y por lo tanto deberíamos sustituirla, o si todo funciona dentro de los parámetros normales y más que sustituirla podríamos comprar algo suplementario, como otra batería para llevar encima cargada (y bien envuelta para evitar cortocircuitos accidentales). Para salir de dudas y saber si la batería está bien, Android tiene una utilidad oculta que se accede a través de un código especial de marcado.

*#*#4636#*#*

Marcando el código *#*#4636#*#* (no es necesario pulsar la tecla de marcado) obtendremos un menú oculto de pruebas.

Screenshot_2013-12-16-19-06-53

Este menú, entre otras cosas, nos permitirá conocer el estado de la batería, o al menos la opinión de Android acerca de ello en función de términos tan precisos como “buena salud” (← ironía). Sí que podemos ver por nosotros mismos, por ejemplo, si el voltaje de la misma se corresponde con lo que reza en la etiqueta con cierto margen de error; esto es importante ya que un voltaje más bajo de lo normal es, en muchas ocasiones, causa de fallos o lentitud anómala en el terminal.

Screenshot_2013-12-16-19-07-08

Personalmente y quitando la curiosidad de las estadísticas de uso de aplicaciones instaladas en el teléfono no encuentro demasiado útiles para el usuario el resto de las opciones del menú de pruebas.

Fuente: Techerator

De lo privado y lo público (brevemente)

Decía mi profesora de finanzas del Máster (uno de esos In-Company) que hice el año pasado, que…

Las empresas se crean con el objetivo crear valor para los accionistas en el medio y largo plazo. El objetivo económico de un negocio es crear valor para sus accionistas. Es decir, desde un punto de vista económico, los negocios se crean para que sus accionistas se hagan más ricos de lo que pueden ser en otro sitio.

Así de claro: el negocio se crea para que una serie de accionistas se involucren y no se vayan al de enfrente. El en el medio y largo plazo quiere decir que ese negocio se debe convertir en sostenible, lo que implica una serie de puestos de trabajo y una actividad económica estable. Decir que “las empresas se montan con ánimo de lucro” es vulgar, injusto y poco exacto, además de que frecuentemente se usa la palabra lucro con ánimo peyorativo. Yo hago muchas cosas con ánimo de lucro, igual que tú.

Cuando la gente me pregunta desenfadadamente si soy de izquierdas o de derechas, le digo igual de desenfadadamente que depende de para qué. Digo desenfadadamente porque creo que no se tiene una perspectiva clara cuando se pregunta: mientras yo me centro exclusivamente en un tema económico, muchas personas piensan en el aborto y en los homosexuales, además de toda otra serie de cosas. Esta entrada, por si vienes despistado, va de economía y servicios sociales, no de aborto y homosexuales.

Existen cosas en la vida, como los automóviles, los videojuegos, las cosas que tienen valor añadido y que no son esenciales para la vida digna, en las que veo fundamental la empresa privada. Realmente, casi todo, y podría decir que todo lo que ofrece cierta respuesta una sencilla pregunta debería, desde mi punto de vista, estar totalmente liberalizado económicamente. Ojo, digo liberalizado: esto quiere decir también que si un Estado crea una empresa pública (de la cual sería un accionista, aunque impuesto) que me hace más rico porque es rentable, ¡adelante! La pregunta es:

¿Es el objetivo de XXXXX hacer más rico a un accionista, o garantizar uno de los siguientes aspectos de la vida: salud, seguridad, educación, protección al débil o al desfavorecido, progreso de la ciencia, justicia?

Si respondes “hacer más rico a un accionista”, entonces liberalizado total. Si respondes alguna de las otras cosas, mi forma de concebirlo es que debe estar muy controlado por un gobierno fácilmente derrocable, o directamente debe ser público y por supuesto apolítico.

Ejemplos: ¿debe un hospital crear valor para un accionista, o proteger / restaurar la salud de las personas? ¿Debe una comisaría crear valor para un accionista, o proteger / garantizar la seguridad de las personas? ¿Debe un colegio crear valor para un accionista, o garantizar la prosperidad futura de una nación (y de la raza humana) educando a sus niños? ¿Debe la exploración espacial o la epidemiología crear valor para el accionista, o …? ¿Debe un tribunal…?

Creo que es fácil saber por dónde voy. Este tipo de cosas no son negocios: de ninguna manera. Deben ser públicos o, de ser privados (nunca me inclino demasiado a excluir nada), estar férreamente regulados por los gobiernos en sus objetivos y en su nivel de servicio. Pero, siendo serios, ¿alguien imagina un tribunal privado? Yo no.

Sinceramente pienso que si un hospital público es deficitario pero cura a las personas, por mí que lo sea. Y con esto digo que no me veo como accionista de un hospital público, porque tampoco quiero percibir valor (económico) de ninguno de ellos: quiero que me curen y que curen a la gente. Son cosas diferentes. Pero, ¿fabricar un avión?, ¿en serio? Por favor, hágalo usted bien y sirva ese avión para que yo pague menos impuestos para que funcione el hospital donde iré a que me curen cuando enferme, o ponga usted el dinero de mis impuestos en otras cosas.

Y tú: ¿por qué trabajas?

El título puede llamar la atención, porque mucha gente puede decir: “Estás tonto, chaval. Trabajo porque hay que trabajar“. Todos trabajamos porque hay que trabajar. Es decir, todos trabajamos porque vivimos en una sociedad, en un sistema, en el que hay que trabajar para conseguir un salario con el que poder sobrevivir, y ya de paso contribuir al bien común pagando unos impuestos. No, no me refiero a eso, me refiero a por qué razón todos los días te levantas y vas al trabajo. A si vas arrastrando los pies, esperando a que alguien te saque de tu miserable rutina, o si vas a darlo todo. No me refiero a si disfrutas de cada segundo allí porque eso es imposible: me refiero a si crees estar dedicando tu vida (8 horas al día durante 200 días al año) a algo donde te sientes encajar. A lo tuyo.

Que conste que no me gusta aconsejar y soy todavía menos proclive a pensar en alto dogmas de auto-ayuda, pero hoy sí.

Mi pregunta se reduce a lo esencial. ¿Te gusta tu trabajo? Si la respuesta es sí, me alegro. Si la respuesta es no: empieza a buscarte de una puñetera vez y encuentra algo a lo que puedas dedicar tu 100 %, la mejor versión de ti mismo, mientras estés allí. Si no, estás muerto en vida.

Lo siguiente que intentaréis escupirme a la cara son consignas propagandísticas acerca de oportunidades e igualdad, con mucho condimento político. Eso ya lo sé yo: las oportunidades no son lo mejor repartido en este mundo. Nada nuevo bajo el sol con esa octavilla. Es más, te la voy a devolver a punto de explotar: ahora piensa en todas las oportunidades que has dejado pasar (algunas habrás dejado pasar, por pocas que sean), y vive con ese cargo de conciencia.

Thor: el mundo oscuro

Vídeo

Me acabo de tropezar por casualidad con un trailer del segundo largometraje de Thor, “subtitulado el mundo oscuro”.

Nunca presté demasiada atención a este personaje en los cómics, pero lo cierto es que con las películas de Marvel captó bastante mi atención, y sobre todo gracias a la puesta en escena de la parte asgardiana de la primera de ellas. Esta me la apunto para ir a verla al cine, seguro.

¿Dónde debo hacer el ceda el paso al incorporarme a una vía?, ¿por qué?

Hola. Voy a explicar algo que, aunque a muchos os parezca evidente, no debe serlo tanto a juzgar por la cantidad de coches que tengo que esquivar todos los días yendo al trabajo. ¿Dónde debo hacer el ceda el paso cuando me incorporo a un carril? Ved la maravillosa representación gráfica que acabo de hacer a mano alzada con mi ratón:

Lugar para hacer un ceda el paso en una incorporación

Lugar para hacer un ceda el paso en una incorporación (tic verde)

El tic verde indica “correcto”, el aspa roja indica “mal”.

En el primer momento en que vemos por el retrovisor (o girando la cabeza: si no tienes a nadie delante es mucho mejor girar la cabeza porque se ve mejor) el tráfico del carril al que nos queremos incorporar, debemos hacer un ceda el paso, esté pintado o no en la calzada, ¡un poquito de sentido común! Esto es, aminorar la marcha para poder examinar el tráfico del carril, y ceder el paso a los coches que vienen (si vienen). En el punto marcado con el tic verde. Incluso, si es necesario, nos detenemos. En el momento en el que sea seguro incorporarnos al carril, aceleramos de tal forma que, al final del carril de aceleración (más o menos donde el aspa roja), nos hayamos impulsado a una velocidad permitida en la vía a la que nos incorporamos, y más importante: adecuada a sus condiciones de estado, tiempo, y al estado de nuestro coche, y a nuestra experiencia. Es decir: a la velocidad adecuada, que no tiene por qué ser la máxima permitida.

¿Por qué no podemos hacer el ceda el paso en el aspa roja? Es evidente: porque no aprovechamos el carril de aceleración. Si lo hacemos en el aspa roja nos incorporaríamos en la vía a 5, 10 ó 20 km/h como máximo en una vía que, en el caso de una autopista o autovía, puede tener una velocidad máxima de 100 ó 120 km/h. Por seguir en el ejemplo de la autopista:

  1. Para empezar, en una autopista está prohibido circular por debajo de 80 60 km/h, y no es baladí: si nos incorporamos a 20 km/h, cualquier coche que nosotros veamos en el horizonte nos puede alcanzar en segundos, creando una situación extremadamente peligrosa para todo el mundo.
  2. “Eso no es cierto, porque el carril de la derecha es el de los lentos: si viene alguien, que se aparte”. Esto es una estupidez. Si es lo que pensabas, lo siento pero es estúpido pensarlo. Es obligatorio circular por el carril de más a la derecha excepto al adelantar o en situaciones en las que el tráfico es tan denso que se desvirtúa la diferencia entre circular y adelantar.
  3. “Como se debe facilitar la incorporación a la vía, que se aparten un poco que no pasa nada”. Tampoco es así. Se debe facilitar la incorporación al carril por parte de otros vehículos, pero (en la misma página del código lo pone, además) en ningún caso se debe uno cambiar de carril: tiene preferencia quien ya está circulando por la vía. Si estás circulando por la vía, puedes hacer varias cosas para facilitar la incorporación: puedes aminorar un poco la marcha dentro de márgenes permitidos y de seguridad, y si no entorpecemos el tráfico, puedes adelantar a quien se está incorporando… pero todo eso nunca lo decide quien se incorpora, sino el que está circulando ya por la vía, así que al incorporarse se debe hacer el ceda el paso: sí, o sí.
  4. A veces no se tiene más remedio. Siempre uno puede manejar un poco la situación, pero es cierto que hay carriles de aceleración que no miden más de 10 metros, otras veces las incorporaciones están puestas en lugares de visibilidad muy precaria… todo el mundo conoce salidas o entradas en la autopista “que son una mierda”. En este caso, yo intento evitar estos lugares siempre que puedo, y si no puedo evitarlos, espero el tiempo que haga falta y elevo al máximo la precaución haciendo el ceda el paso.
  5. Es que si me paro en el tic verde el de detrás me pita. Es su problema porque es un ignorante.

Todos los días (todos los días) soy testigo de frenazos, pitadas, insultos y manos por la ventanilla porque mucha gente no sabe incorporarse a una autovía.

La gestión del historial en WhatsApp

Si alguien necesita la definición de chapuza, que tenga en cuenta el historial de WhatsApp.

Es una auténtica chapuza.

Es lo que hace que WhatsApp no sirva para más que para mensajes insulsos, chorras, carentes de cualquier tipo de valor histórico, del tipo:

¿Vamos a comer?

Vale

Venga, estoy abajo

Coy, dijo Boy, digo hoy, digo
koy PUATAMIERDA corruptor
VOY!!!

Coño, coRRECtor

:(

xD

Total, si lo usas para algo importante tienes un 70% de probabilidades de no poder consultarlo más tarde en caso de necesidad.

En serio: ¿en qué cabeza cabe? Los hechos son tal que así:

  1. No se puede consultar el historial de una conversación si las has cerrado. O sea, o tienes todas las conversaciones de tu historia abiertas, o te olvidas.
  2. Sólo se guarda el historial durante 7 días. Aunque tengas todas las conversaciones de toda tu vida abiertas, da igual: mejor te vas olvidando de todo lo que sea más antiguo que la semana pasada.
  3. No se puede examinar ni exportar el historial desde la propia aplicación.
  4. Para restaurar el historial hay que desinstalar la aplicación y volverla a instalar, ya que no hay un botón a tal efecto.

Cualquier otra cosa que queramos hacer tendremos que hacerlas a manubrio con un explorador de archivos, y no sé qué historias. Más información en la página de preguntas frecuentes de WhatsApp: en la vergonzosa traducción al español de a saber qué dimensión del espacio-tiempo, o en su igual de vergonzosa página en inglés.